Yo le creo a Hinzpeter

Entre mi hermano Javier y yo hay 9 años de diferencia. Él nació el 91, yo el 82. Mis papás siempre explican “la demora” de una forma muy sencilla: “no queríamos que otro hijo nuestro naciera en la dictadura”. Fue tal su convicción que, a pesar de los intentos y tratamientos, mi hermano se negó a llegar hasta que se plebiscitó el regreso a la democracia y se eligió a don Patricio Aylwin como presidente de Chile.

Ayer, mientras veía la entrevista que le hicieron en Tolerancia Cero a Rodrigo Hinzpeter, ministro del Interior, me acordé de la explicación de mis papás. No porque esté pensando en que no tendré un hijo mientras esté la derecha en el poder- aunque no es algo descartable-. Me acordé de la explicación de mis papás porque sentí un poco de miedo al verlo en pantalla.

Entiendo que han pasado muchos años, que ahora vivimos en democracia, que Chile es un país muy distinto al que fue en dictadura. Pero sentí miedo igual. Porque le creí cada una de las palabras que dijo. Se ve que es un tipo sensato. Sin grandes pudores en mostrar un poco de perversión.

Primero, porque el Ministro del Interior afirmó sin arrugarse que en el Gobierno había personas “revisando” Twitter y leyendo lo que decían los periodistas. Sé que la pega de inteligencia es parte de cualquier gobierno y que deben leer a los periodistas porque son líderes de opinión para algunas personas. Sin embargo, el tono con que enfrentó al periodista Fernando Paulsen no me gustó.

Su enojo era evidente y sus palabras no ayudaban a hacernos creer que esa revisión sólo era un procedimiento de rutina aplicado por todos los gobiernos del mundo. Hinzpeter estaba molesto. Sin disposición a aceptar las críticas, sobrerreaccionando en cada respuesta e insistiendo que el gobierno durante este año lo ha hecho excelente. Sin errores. Cero falta.

Pensé en cambiar el canal. Obviando que no soy partidaria del gobierno actual, creo que es parte de mi profesión ver qué están diciendo los señores y señoras que dirigen el país. Así, yo empiece a putear cada vez que aparecen en pantalla. Pero, era domingo y no quería echar a perder mi día ocioso.

Tomé el control, cambié el canal pero parece que el señor ministro tenía más sorpresas para nosotros. Su grandilocuencia para destacar el primer año de Piñera en La Moneda tuvo su broche de oro cuando se atrevió a afirmar que “el tema de derechos humanos pasó hace mucho tiempo”. Y ahí si que volví a sentir miedo porque nuevamente le creía.

Entiendo perfectamente como funciona la democracia, pero eso no significa que, porque una coalición de gobierno fue partidaria del Golpe, se olvide de la justicia para todas las víctimas y sus familias.

Muchas personas, miles de personas en Chile han dado su vida para poder aclarar todos y cada uno de los casos de derechos humanos. Hace algunos días volvió a la discusión pública si el Presidente Salvador Allende realmente se suicidó. Ese es el caso más importante y el que menos se ha investigado, leí por ahí. Y para que este país logre reconciliarse, aunque sea en algo, primero debe garantizar que cada ciudadano tendrá justicia.

El hacinamiento en las cárceles ha servido para que la diputada Cristi plantee indultar a los detenidos por causas de derechos humanos porque sirvieron a la patria. Semanas atrás, el abogado representante del Ministerio del Interior en el caso Víctor Jara decidió no apelar para que fuesen detenidos 4 militares identificados como responsables de su crimen.

Por eso, cuando escuché al ministro Hinzpeter afirmar que el tema de derechos humanos pasó hace mucho tiempo no pude evitar creerle. Sentí pena y miedo. Pero no pude evitar creerle.

Me acordé de la represión en Rapa Nui. De la defensa desmedida a Jacqueline van Rysselberghe. De la represión estilo un paco por niño, como diría mi hermano en las marchas universitarias. Del caso del pakistaní acusado de terrorismo y de Manuel Olate que según el gobierno tenía vínculo con las FARC. Del ecuatoriano esposado y humillado por Carabineros porque cruzó con luz roja en la Alameda. De la violencia que sigue en contra de las comunidades mapuche en el sur.

Y me quedé pensando. Si van a dejar en un plano menos relevante la resolución de causas de violación a los derechos humanos, ¿qué queda para las demandas de los más pobres, de los trabajadores, de los estudiantes, de las mujeres, de los jóvenes, de los adultos mayores, de los discriminados? ¿De todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de este país que confían en el papel del Estado como garante de sus derechos más básicos?

Yo le creo, señor ministro. Con un dolor terrible, le creo.

0 0 0 0 0

32 comentarios en “Yo le creo a Hinzpeter

  1. Hola Andrea:
    Impresionante tu artículo y cómo la agenda se empieza a copar con cosas que suponíamos ya estaban de mediana claridad para todo el mundo.
    Lo terrible es que de a poco vamos volviendo en el reloj hacia los años oscuros.
    Saludos

  2. Excelente artículo Andrea.

    Me perdí la entrevista a Hinzpeter, que a veces lo encuentro muy lúcido en algunos temas y en otros (sobre todo cuando habla sobre su “Amor al orden”) muy Inception: sembrando la idea del temor y que la única solución es el control absoluto…

    Y pienso que ya queda un año menos, pero veo la gran oposición política a este gobierno… y más me da miedo…

  3. reddidh dijo:

    Andrea. Gracias por tu artículo.
    De a poco nos vamos acostumbrando a que el lenguje de la violencia solapada que exhibe gente como el ministro Hinzpeter sea parte de la “normalidad”. Con todos los medios de difusión forzando esa concepción de la realidad, por un lado, y “secando el seso” de la población por otro mediante la exclusión de la cultura y saturación con farándula por otro, nuestro país deciende más y más a la oscuridad.

    Pongo mi esperanza en los pocos que aún creen que es posible construír un país mejor.

  4. Christian Serrano dijo:

    Una amiga difunde tu artículo en su twitter y esa cosa extraña llamada Buzz de Gmail. Yo, al leerte, también invito a mis amigos desde mi Gmail a ingresar a tu sitio.
    Muy bien escrito y muy bueno tu análisis.
    Felicitaciones!!!

  5. Pingback: Chile 140 -
  6. Una reflexión bastante estrecha cruzada por un abismante temor, representativa de ese recurrente y lamentable deseo con el que se remata al final: “¿qué queda para (…) cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de este país que confían en el papel del Estado como garante de sus derechos más básicos?” Es decir, la eterna esperanza puesta en el otro impersonal, en el supermesías institucionalizado. Hinzpeter y sus boys no hacen nada diferente a lo que comenzó a hacer la Concertación y su “oficina” después del 11 de marzo de 1990: Inteligencia contra el “enemigo interno”. Y la oficina, nada diferente (en esencia), a lo que hacía el gran CSM.

  7. Sergio dijo:

    Uffff…. no se si temor o que fue el sentimiento que me generó este personaje, pero no pude evitar recordar a esos grandes delincuentes que gobernaron por esos laaargos años… peligroso personaje.

  8. Jocelyn Salas T dijo:

    Agradezco tus palabras y con temor yo también le creo al Sr Ministro.
    Lo que más temor me da, es ver como mi madre pasó años peleando para que yo pueda expresar mi parecer, con respeto, inteligencia y lo más importante libertad, para que hoy en plena democracia se sienta un cierto temor al pensar distinto a quienes están en el poder.
    Esperemos que la ciudadanía nos sigamos impulsando con lo que tu manifestaste en este artículo, con la palabra, en el mismo programa @tolerancia0 pudimos comprobar que la palabra de ambos periodistas fue más fuerte que la del hombre que maneja el poder de “la fuerza pública” hoy en Chile.

  9. manuel dijo:

    menos mal k tu hermano nació en Chile,si hubiera sido cubano todavía no podría nacer,o en Libia o en Corea del norte o en Venezuela o en Ecuador o en Bolivia… K también ahí dictaduras, pero de izquierda, y como eres mitómana no los nombraras, a y nació en la época de alwyn,el k amparo al dictador honneker,causante de mas de 100 mil muertes por política,k asco me da tu silencio intencional…..

  10. andres dijo:

    Por que no ponen la entrevista mejor?.. yo la vi entera, y no se refería a eso. Es facil sacar de contexto algunas cosas.

  11. Gloria dijo:

    Segnora whatever your name is:
    Yo a usted tambien le creo que usted este convencida de que todos tenemos que pensar como usted.

  12. Oscar dijo:

    Bueno se nota que eres de izquierda obvio, lamentablemente de la izquierda que aún busca recursos del pasado para criticar como siempre. Estamos en tiempos distintos, sentir miedo como dices es ridículo, quizás tienes algo de esquizofrenia y te gusta escribir. Vivimos en el mismo país y yo soy feliz, conforme con el Chile actual, que en cierta medida ha sido construido por todos los gobiernos, sin duda alguna. Pero vivir con miedo?, naaa, ahora puedes vivir tranquila, los ladrones y delincuentes ya no están en el poder, gracias a Dios.
    Saludos

  13. Jack dijo:

    Yo tambien tengo miedo, pero de la gente que piensa como ud., que aún vive del pasado y que no logra avanzar, que ve los “defectos” de la derecha y se olvida de las fallas de la izquierda, es una pena y me da miedo ver que aún hay tanta gente que piensa como ud, y que considera como relevante que se investigue el suicidio de allende y nadie investigue los crímenes da la UP, del MAPU o del FPMR, ya que asi, jamás lograremos avanzar como país

  14. Roberto dijo:

    Porqué a los fachos les gustan tanto los empates morales? Que si Cuba tiene una dictadura, obvio que sí. Que si en Venezuela se violan derechos humanos fundamentales, es dificil de negar. Pero lo que no entiendo es de qué forma tiene eso que ver con que en Chile no se castigue a los represores que atentaron contra la vida y la libertad de miles de sus compatriotas. Los empates morales sólo demuestran la baja capacidad argumentantiva de algunas personas, puesto que pretenden esconder sus pretensiones justificatorias en el actuar de otros con los cuales no están ni remotamente conectados.
    La izquierda tiene fallas, por su puesto que sí. Pero lo que se ha visto hacer a la dereche en este año, no tiene nombre.Yo por supuesto que le creo a Hinzpeter también. Y creo que lo peor que le pudo haber pasado a este país es que un sólo grupo de la sociedad concentrara el poder económico, de los medios y el político.

  15. Miguel dijo:

    Ya que te refieras a alguien como facho, demuestra y confirma lo que digo, vive el presente y sácate el odio escondido que tienes dentro. La izquierda de este país tuvo su oportunidad, sacamos en conclusión cosas buenas y malas. Ahora y según lo que dice esta señorita en su artículo, está absolutamente equivocada, ya que dice lo mismo que el extremista y retrogrado Roberto, solo que maquillado en un texto “intelectual”, pero lamentablemente es una opinión igual de cerrada.
    Extrañamente hoy vivimos con mieda, y hace 20 años atrás yo vivía en un barrio sin rejas..hoy todos los que opinan acá, incluyendo la señorita asustada, vive en una carcel llamada hogar, llena de rejas y alarmas. Si es así, entiendo tu artículo, pero no le eches la culpa a los sucesos que han ocurrido durante este ultimo año.
    Saludos.

  16. Felicidades por el artículo Andrea, muy actual y certero.

    Lamentablemente, también le creo a Hinzpeter. Y creo que los chilenos, vamos de a poco sufriendo una vasectomía, perdiendo nuestra memoria histórica con rencillas estúpidas de derechas e izquierdas, olvidando y tapando con tierra debajo de la alfombra, lo que una vez fue la tierra de nuestro patio y que para muchos “ensucia nuestra casa”. Pero es el Gobierno que elegimos (no me incluyo, pero soy chileno), es el Gobierno que se esperaba, con aciertos y errores.

    Hace poco pude recorrer el Museo de la Memoria y los DDHH y mis pelos jamás dejaron de erizarse. Increíble que tanto dolor, tanta pena y tanta crueldad estén aún -a pesar de las pruebas- sin juicio y sin castigo y exista quienes pretendan hacer empates morales frente a tal desastre.

    Soy de la Generación que vivió, creció en Dictadura y que se hizo grande en Democracia, tengo amigos RN, UDI y de Izquierda y aún no puedo entender, como (tal como los comentarios de arriba) se trate de buscar empates morales en muertos.

    El dolor jamás puede empatarse. La justicia y la verdad sólo vienen a hacer el dolor más llevadero.

  17. Seguramente todos los que aquí escribieron viven en Santiago. Relájense y vengan a vivir a Valdivia. Desde de acá podrán reflexionar sin pasiones malignas, escuchar al Ministro y al Senador y las izquierdas y derechas desde hogares sin rejas y con jardines abiertos a la calle. La vida es corta amig@s. Disfrútenla. Y no se trata de ser indolente ni esconder la cabeza como el avestruz ni tapar el sol con el dedo. Se trata de entender al otro en sus aciertos y desaciertos, en sus defectos y virtudes, en sus izquierdas y derechas. Finalmente la fuerza está en nosotros y en la participación ciudadana transversal. Así en Valdivia cambiamos la Constitución y creamos una Nueva Región.

  18. Luis dijo:

    Chile, hay Chile siempre estará polarizado, siempre. El ser humano tiende al conflicto, lo peligroso de la ideología del fachsimo y el nacionalimo, es que su base filosófica se sustenta sobre debilidades e incongruencias, que de a apoco se van superando, aunque la fenomenología es lo suficientemente vieja para ya estar en el conocimiento masivo, el poder del dinero aun es potente.

  19. Arthur Schop. dijo:

    Doña Andrea: La izquierda y el 73: ¡Como ha pesado en nuestro país “la mentira contada, cantada y actuada”! Estimo que usted no califica como “progresista”, la última falacia contada y acordada para iniciar un nuevo de ciclo
    de errores intelectuales como son los socialismos y otras utpías políticas de izquierda.

  20. Cristian Ll dijo:

    “A mi mi papi me dijo que dijera que todos son resentidos y que Cuba y que la Concerta así que me hice una lobotomía y voto por la derecha”

  21. Qué terrible, al leerte, darme cuenta de que siento el mismo miedo, un componente grande de por qué tengo miedo de tener hijos. Lo peor de todo, es que con esta cultura patética que está instalada, podría pasar que un hijo nos salga un poco como él, así práctico, inteligente, carente del sentido de lo colectivo, ignorante de la historia, desconectado de cualquier cosa que no sea su propio entorno e interés cercano.

  22. Osvaldo dijo:

    El pragmatismo, la carencia de sentido común que muestra el señor Ministro y no sólo él, sino también su jefe directo, hablan de la forma de “hacer las cosas” que tienen ellos.
    Me es imposible no relacionar su forma de hacer y pensar, con lo sucedido el año 73, pues seguramente esta característica fue adquirida por ellos en esos tiempos, dadas las facilidades y lealtades con las que estaban protegidos o amparados.
    Asumamos alguna parte genética, pero no dudo que mucha de su forma, tiene base en ese período.
    Esto habla de lo materialistas que son, en sentido intelectual, con un egocentrismo incapaz de analizar siquiera una opción o alternativa distinta a la que ellos quieren. Sólo piensan en ellos.
    Viven en otro mundo, se sienten parte de otro mundo, y actúan en consecuencia a esa altanería construida con apoyo y respaldo.
    Da para pensar mucho, para analizar muchos aspectos de nuestro Chile, nuestra gente. Ellos no son los únicos, ni lo serán (recuerdo a la Sra. Ossandón mencionando como si fuera una realidad absoluta, que su sueldo SI es, reguleque).
    Con esos absolutismos, formas de pensar y ver la vida, arcaicamente, sesgadamente y peor, sin integración a un entorno, sólo podemos esperar comentarios y respuestas de ese tipo, como las del Sr. Ministro.
    El problema NO surge cuando la conservan para su vida privada, sino que quieren hacer comulgar a un país con su pensamiento, de otro tiempo y de otro espacio (Mas cercano a dictaduras y épocas monárquicas).
    Finalmente, cuando leo comentarios que atacan e intentan descalificar, no puedo evitar decir que pierden desde ese mismo instante, toda validez, pues con el ataque se demuestra la incapacidad de analizar y concluir, que al final, es sólo una opinión. Todo lo que se diga después del ataque ya no tiene importancia, cuando se trata de conversar y/o discutir.
    Un abrazo!.

  23. juan gonzalez dijo:

    es bueno que este sr. se sincere y diga lo que piensa, como todos los de su tendencia; así conocemos la clase de seres que son. Es por esta razón que muchos quieren reformas radicales en la constitución.. sería muy necesario vivir en un país que prescinda de poderes cupulares especulativos y acumulativos, de feudos patronales; tenemos que llegar a ser un país libre de toda esta lacra que nos manipula a su antojo, que favorece a unos en desmedro de otros; de esta prepotencia política que abusa y engaña. Debe ser el ser humano el centro del todo, independiente de su posición social, política o religiosa

  24. Roberto Hernández M dijo:

    ¡Yo no le creo a Hinzpeter, tampoco a Piñera, ni a Lagos, ni a Bachelet…!, en fin, tampoco le creo a quienes han deformado la historia o la han amañdo a su gusto…, de un lado y otro, diciendo verdades a medias. Lo que pasó acá volverá a pasar, cada vez que nos volvamos locos y no sepamos comportarnos como una sociedad capaz de superar sus miedos y sus crisis y de que nuestros gobernantes sean incapaces de manejar el caos social que nos lleve a ese odio fraticida que vivimos en el pasado y que subyace en lo que leo.
    Creo en mí, mas alla de quien gobierna, porque de otro modo, mejor vivir en una isla solitaria.
    No haber querido tener hijos en una determinada circunstancia es patético, antes y ahora. Quienes afirman esto tienen un sesgo mercado que les impide vivir el presente y pensar en el futuro y sólo demuestra que la historia puede repetirse… ¡Pobre Andrea!

  25. Concuerdo plenamente con la articulista, y también he publicado algunos artículos respecto del ministro del Interior y del gobierno que representa. Una de las formas de protegernos como sociedad civil es organizarnos de verdad para minimizar y/o impedir atropellos y abusos de la autoridad.
    En abril viene mi libro respecto del caso Saif Khan, comuneros mapuche detenidos, casos bombas y respecto de la (mala) clase política en Chile. Pueden leer adelantos en http://cavilacionesyotrasyerbas.blogspot.com
    Mi twitter @enrique2009
    Mi face: tartaro56@hotmail.com

  26. pablo dijo:

    encuentro notable a PETER el valdiviano de 10 comentarios atras, si bien apoyo el articulo quisiera tambien sumar el HECHO de que todo el odio e ignorancia que viven ambas partes se vive mayoritariamente en stgo, me sorprende cuando escucho a gente de regiones reclamar por el transantiago cuando solo lo ven por la tele, cuando reclaman por la delincuencia cuando viven en la montaña solos. El control de los medios por parte de la derecha tiene a todo el pais hablando de lo que ellos quieren y no de los reales problemas ya basta de que el pais viva en funcion de unos pocos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *